ZAHA HADID • El colapso de la Guangzhou Opera House


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hablando del Opera House en China realizado por Zaha Hadid, las opiniones se encuentran divididas entre la mala ejecución por la baja calidad de los materiales y la mano de obra poco especializada y, por otro lado, el diseño arquitectónico mismo, pretencioso y un poco ingenuo, basado, posiblemente, en la experiencia de un programa computacional más que en la comprensión concreta del uso y manejo de materiales.

Todos sabemos que muchísimos problemas que surgen en la dirección de obra se solucionan en obra y seguramente jamás hubiesen sido pensados previamente en el papel. Incluso hasta el desarrollo de la casa más simple puede presentar problemas en el proceso constructivo. Materiales defectuosos, mala calidad del terreno, mano de obra poco capacitada, falta de seguimiento o inspección de obra, son sólo algunos. A veces el manejo de planos se reduce a los mínimos, omitiendo en algunos casos planos más específicos como los de detalles. En este sentido el compromiso y participación de los profesionales es fundamental, trabajar conjuntamente, fusionando disciplinas, conocimiento, experiencia y trabajo.

A veces creemos que los grandes arquitectos no pueden tener sus caídas y que los edificios que se llueven o se agrietan, son los otros edificios, aquellos realizados por el afán de lucro y la estandarización. Sin embargo me parece interesante tratar de entender cuándo el problema surge de un proyecto que nace de un “capricho” sin adecuarse a la esencia del cómo se va a construir y cuándo se trata de una mala ejecución, sobre todo si en ellos existe una gran inversión de capital, recursos, materia prima, energía, etc.

(ALKIDIA www.alkidia.es).

Anuncios